top of page
  • Foto del escritorADVistudio

La realidad del trabajo fotográfico

La realidad del trabajo fotográfico


I. Introducción

La revolución digital trajo consigo importantes cambios en todos los aspectos humanos, desde las cuestiones laborales, de la salud, la comunicación y hasta lo relacionado al entretenimiento.

Todas las profesiones, oficios, disciplinas y especialidades han vivido una transición en mayor o menor medida, de acuerdo a sus propias características y funciones que desarrollan.

En el mundo de la fotografía, para ser más precisos, la llegada de la era digital permitió, entre muchas otras cosas, que más personas pudieran acercarse a esta disciplina, ya que la inmediatez que nos brinda un soporte digital, facilita la producción de imágenes al instante. El crecimiento de las tecnologías en cámaras fotográficas, atrajo más adeptos y apasionados por la fotografía y el volúmen de personas que decidieron dedicarse a esta profesión aumentó exponencialmente en las últimas dos décadas.

Aunque el mercado se ha diversificado gracias a esta revolución digital, lo cierto es que, solo un puñado de todos aquellos que actualmente se dedican a la fotografía, sabe lo que realmente implica vivir de un negocio fotográfico.


Lo siguiente, es tan solo una perspectiva de experiencia propia, de las exigencias a las que nos enfrentamos en el verdadero campo de la fotografía publicitaria.



II. Las Bases

La cuestión de las normas y leyes que deben acatarse es de suma importancia cuando de un negocio serio se trata. El pago de impuestos, seguros, nóminas, derechos, softwares, entre otras, son una constante ineludible. El texto que describe este punto puede resultar corto comparado con todo lo que conlleva realizar dichos trámites. El tiempo, el esfuerzo y las condicionantes ajenas a nuestro control, son una fuerte inversión de recursos. Para trabajar bien, hay que tener todo en orden y así evitar algún contratiempo que pueda afectar seriamente nuestra labor.


A menudo es mencionado que la cámara o el equipo no hacen al fotógrafo, y aunque en cierta medida puede ser cierto, la realidad es que contar con un mejor equipo garantiza también mejores resultados. Y si nos remitimos a los resultados que el mercado de la publicidad exige, no solo basta con tener equipo de primera en nuestras manos. También es necesario contar con recursos bien estructurados, un lugar cómodo y de excelente presentación para recibir a nuestros clientes. De igual o mayor importancias es contar con un equipo de personas profesionales con el mismo objetivo , entusiasmo y compromiso, al que se le pueda depositar toda la confianza de ejecutar las tareas asignadas para que los proyectos, y en general el estudio, marche de la forma correcta.




Estudio fotográfico profesional con luces profoto





III. El inicio del trabajo

De manera profesional, hacer fotografía no comienza con el botón que activa el obturador de la cámara, sino días o semanas antes, con la solicitud de proyecto por parte de un cliente. Las bases de dicho proyecto comienzan a asentarse a través de números en una cotización formal que debe contener cada uno de los conceptos y requerimientos necesarios para ejecutar nuestra empresa.

Para ello es fundamental contar con diversos conocimientos y habilidades para calcular de manera precisa los recursos económicos, humanos y tiempos que serán necesarios para llevar a cabo el proyecto. Es de vital importancia poner especial atención y un análisis profundo en este paso de nuestro proyecto, ya que un error de cálculo puede traer como consecuencia serios problemas monetarios, tiempos mal invertidos e incumplimientos con clientes y proveedores.

Debido a esto es totalmente recomendable que personal altamente capacitado sea el encargado de dichas tareas. El éxito de un proyecto, comienza con unas bases claras y sólidas previamente resueltas.



Ilustración sobre finanzas





IV. La Producción


Cuando el proyecto se ha expresado de manera correcta y satisfactoria a través de números, y tanto el cliente como el fotógrafo han acordado y afinado los detalles, damos lugar a la producción. Podemos definir a la producción como el trabajo especializado en reunir, administrar, encontrar, clasificar, coordinar y a veces hasta fabricar, todo lo necesario para nuestra sesión fotográfica. Desde proveedores, ingredientes de una receta, utensilios, props, modelos, maquillistas, vestuaristas, locaciones, alimentación (catering), materiales, alojamientos, etc.


El trabajo de producción es por lo tanto, un trabajo multidisciplinario, ya que requiere no solo de conocimientos generales y manejo de números y costos, sino también de ciertas aptitudes para con el trato con los proveedores, sentido común desarrollado, capacidad de negociación y características de liderazgo, entre otras. La correcta ejecución de este trabajo nos brinda una base sólida para poder trabajar adecuadamente. Un trabajo fotográfico de primer nivel tiene detrás de sí una producción de primer nivel.


Algunos de nuestros proyectos, requieren también que nos sumerjamos y resolvamos las ideas principales, es decir, que hagamos sugerencias del concepto general para la sesión, la apariencia y el rumbo de las fotografías, por lo que echando mano de nuestra creatividad, comenzamos una labor de visualización y bocetaje. Para esto realizamos una investigación profunda para entender y conocer a nuestro cliente, su visión, estilo, posición en el mercado y objetivos.


Basándonos en esta investigación y en los requerimientos que previamente nos enviaron, podemos sugerir de manera visual, hacia donde vamos a encaminar la propuesta creativa de nuestro proyecto.

Posterior a todas estas tareas de preparación y coordinación, y con una idea clara de la imagen deseada para nuestro proyecto, procedemos a lo que, como amantes de la fotografía nos apasiona, la manipulación de la luz, hacer fotos.


La preparación del set fotográfico es una tarea satisfactoria, el manejo del equipo de iluminación, de la cámara y los objetivos, es sin duda alguna el punto que todo buen fotógrafo disfruta y por lo que realmente vive. La creatividad, la técnica y el sentimiento artístico encuentran un campo de trabajo y esparcimiento en el estudio fotográfico.

Cabe mencionar que consideramos especialmente importante preparar el set de iluminación y composición un día antes de la sesión, esto nos podría ayudar a acortar tiempos y prever obstáculos que podrían presentarse durante la sesión. La lección de oro en este negocio es ir al menos un paso adelante y considerar las posibilidades y variantes que puedan ocurrir.


Todos estos elementos deben tener su punto convergente el día de la sesión para evitar contratiempos y en la mayoría de las ocasiones, este trabajo de producción suele tomar varios días.


ilustración sobre presupuestos




V. El día de sesión y los retos emergentes.

El punto álgido de nuestra empresa tiene lugar el día de la sesión fotográfica, es aquí donde se demuestra el trabajo de producción previamente ejecutado. Si dicho trabajo se hizo correctamente, podemos entonces concentrarnos en solo lo que nos atañe como fotógrafos, luces, sombras, distancias focales, perspectivas, composición, etc.


Y aunque una de nuestras principales características como estudio profesional es pensar y prever cada detalle, lo cierto es que el surgimiento de retos, el cambio de planes y la modificación del plan de trabajo, es una cuestión más común de lo que parece. Al realizar un trabajo que depende de muchas personas y factores, las probabilidades de cambios de último momento o de nuevos requerimientos están siempre presentes en nuestra labor. Por lo tanto se requiere que el equipo humano de trabajo cuente con la facilidad de adaptarse a estos cambios repentinos.


Basándonos en nuestra experiencia, a continuación se despliega una serie de puntos que consideramos de gran relevancia para ejecutar profesionalmente una sesión fotográfica.


Detras de camaras de una producción fotográfica


Puntualidad y limpieza


Las cualidades notables el día de la sesión, como la puntualidad, la limpieza, el orden y la amabilidad, generan en el cliente confianza y comodidad. Un lugar agradable y acondicionado con atenciones y comodidades, harán que se sientan confortados y el trabajo fluya adecuadamente, además de darnos una imagen profesional y sobresaliente.


Hay que tener en cuenta que cada elemento que se encuentre a la vista o de primera mano para nuestros visitantes, expresa directa o indirectamente el cuidado y los hábitos con los que contamos.


Fotografía de una cocina en un estudio fotográfico


Comunicación.

La comunicación es uno de los temas de mayor peso en nuestro trabajo, nos permite estar sincronizados y avanzar hacia el mismo objetivo. Una correcta comunicación en el equipo dará como resultado un excelente flujo de trabajo y por lo tanto una sesión fotográfica exitosa y satisfactoria para nuestros clientes.

Es importante que cada uno de los involucrados en el proyecto, tenga la información pertinente para realizar sus tareas asignadas, y más valioso aún, que sepa y tenga la prioridad de comunicar cualquier eventualidad, instrucción, situación o progreso.



Explicacion de  proceso fotografico


Atención al Cliente


El cliente es lo más importante en este negocio, esta es la pauta principal con la que debe trabajar un verdadero fotógrafo profesional, por lo tanto la atención que se le brinde será siempre un objetivo primordial y de especial esmero, no solo para el fotógrafo, sino también para todo el equipo.


La atención no debe limitarse solo al día de fotos, es fundamental brindar una atención continua y darle la mayor prioridad a cualquier correo recibido, mensaje o llamada por parte de nuestros clientes.


El conjunto de un trabajo fotográfico excelente y una impecable atención al cliente, garantizan que podamos destacar de entre otros muchos servicios similares.


Jardín de Advistudio


Adaptabilidad y disponibilidad


Suele suceder, más a menudo de lo que desearíamos, que algún factor fuera de nuestro control y previsión, nos obligue a realizar cambios sobre la marcha. Una variación en la dirección de arte, una sustitución de un ingrediente de una receta, cambio de ángulos de la cámara y posición de elementos, etc. Y precisamente en estas situaciones nuestras virtudes son puestas a prueba, tanto en lo técnico como en capacidad de proponer y negociar.


La pericia de idear nuevas propuestas sobre la marcha define fuertemente el rumbo positivo de una sesión, y esta pericia depende, en gran medida, de nuestra educación visual y la propia experiencia fotográfica. No podremos sugerir algo que no hayamos visto o estudiado antes, por eso es también muy importante que en nuestra rutina laboral incluyamos un momento para consumir y analizar visualmente arte, fotografía, diseño, publicidad, escultura, arquitectura, etc.


Para redondear este punto, no podemos dejar de lado la actitud disponible y amable que se debe tomar ante este tipo de eventualidades, demostrar una reacción positiva ante los clientes, no solo disminuirá la tensión del momento, sino que también resultará en una mayor confianza en nuestro trabajo.



Superar expectativas

Cada uno de los proyectos que recibimos, cuenta con objetivos que deben ser cumplidos para los fines que fueron concebidos, es decir, se esperan ciertos resultados de la sesión fotográfica que se adapten a las necesidades de la campaña, producto, lanzamiento, etc.

Si lo que deseamos es destacar nuestro trabajo, distinguirnos y ser parte de una mejora contínua, uno de nuestros objetivos siempre, debe ser el de superar esas expectativas, dar un paso mas, hacer un esfuerzo extra, para llegar mas allá de lo que se tenia contemplado.

Superar las expectativas resulta benéfico en varios aspectos, en primer lugar eleva las probabilidades de continuar trabajando para ese cliente, también otorga notoriedad a nuestro trabajo como fotógrafo, y en algunos casos, podemos incluso ser una recomendación confiable para otras cuentas y clientes.



El ritmo de la sesión

La constante del mundo de la publicidad dicta que las sesiones fotográficas son jornadas laborales extendidas, días largos que exigen una inversión significativa de energía física y mental. Por lo tanto, puede que a lo largo del día, los signos del cansancio se hagan presentes y dificulte el flujo de trabajo. En ocasiones resulta complicado, pero debemos hacer lo posible por sobreponernos a estas condiciones y mantener un ritmo de trabajo constante y apresurado, el tiempo es oro.

Una sesión con ritmo dinámico, demuestra también una coordinación impecable por parte del equipo, refuerza una imagen profesional y seguridad de ejecución. Procura siempre darle el ritmo adecuado a tus sesiones fotográficas.


Economa estilizando alimentos



La parte humana


Cuando somos los responsables de comandar un equipo de trabajo, la inteligencia de palabra es un factor determinante para mantener al ánimo con los colaboradores. Así como es necesario corregir de manera clara y oportuna, los posibles errores que se presentan, también hay que agradecer cada acción y en dado caso, expresar palabras positivas cuando una tarea ha sido ejecutada exitosamente. El reconocimiento es una recompensa poderosa y estimulante.

El agradecimiento hablado también debe extenderse, por supuesto, a nuestros clientes, a nuestros proveedores y en general a todo aquel que participe de dicho proyecto.

A manera de cierre de este apartado, nos permitimos expresar una recomendación. Al final del día de trabajo, puede resultar enriquecedor el hacer un análisis del desempeño general y particular del equipo y de uno mismo, conocer las áreas que requieren atención, saber en qué podemos mejorar y tratar de encontrar mejores estrategias. Creemos que siempre habrá algo que podamos hacer mejor en la siguiente oportunidad. Si las condiciones lo permiten, es plausible hacer una pequeña reunión, para expresar y conocer las opiniones y sugerencias de nuestro equipo.


Explicación en una toma fotográfica



VI. Postproducción


El proceso de postproducción es un requerimiento de carácter imprescindible en el ámbito de la fotografía comercial, ya sea que se aplique para realizar un tratamiento de color específico, separar un elemento del fondo, corregir pequeños defectos y limpieza de la imagen, potenciar las principales características de lo fotografiado o bien, integrar varias tomas en una sola imagen, entre muchas otras funciones. La manipulación digital de la imágenes, cuenta hoy en día, con una gran variedad de herramientas y posibilidades.


Para que este procedimiento corresponda con las exigencias del medio comercial, es necesario un profundo conocimiento en el software de edición fotográfica y un afinado criterio visual, siendo este último la cualidad de mayor relevancia desde un punto de vista particular, ya que la gran cantidad de opciones que nos ofrece el retoque digital, podría llegar a tornarse excesivo para nuestras imágenes y dar una apariencia falsa, saturada y de baja calidad. Debemos concebir al retoque digital, principalmente, como un potenciador de la fotografía, una herramienta complementaria, y no como un corrector de los errores en toma.


Aunque las especificaciones técnicas de los equipos de cómputo no son nuestro foco de atención para este artículo, si es necesario mencionar que una computadora con gran capacidad siempre será nuestra mejor aliada. Si tomamos en cuenta que este dispositivo desempeña la función de administrar, manipular, almacenar y enviar los archivos que hemos trabajado, entonces se vuelve un tema de inversión especial.

El tratamiento del color es una de las comisiones más importantes en el retoque digital y contar con un monitor perfectamente calibrado es una necesidad primordial para tener la seguridad de que lo que vemos corresponde con los estándares de color. De esta manera garantizamos un trabajo preciso.

El monitor calibrado, la capacidad de nuestra computadora, las habilidades de edición fotográfica y el análisis meticuloso de la imagen, son los principales factores que intervienen en un proceso profesional de postproducción, sujeto siempre a un lapso fijo de ejecución que debemos respetar y cumplir.

Los tiempos de entrega de las fotografías terminadas, son periodos que previamente acordamos al comenzar el proyecto, y que debemos cumplir de forma obligatoria, por lo que conocer nuestro flujo de trabajo es crucial. El incumplimiento en este punto resta prestigio a nuestro trabajo y nos hace correr riesgos innecesarios, tengamos en cuenta que decenas de fotógrafos son competidores potenciales y nuestro objetivo es conservar a nuestros clientes.


Cuarto de edición postproducción


VII. Extras


Los trabajos añadidos a la labor fotográfica, son una serie de tareas secundarias que permiten enriquecer nuestros servicios, desde el servicio técnico a nuestro equipo hasta la presencia en redes sociales. A continuación citaremos algunos puntos que es recomendable tomar en cuenta para estar actualizados y preparados.


Preparación continua


Es un error común creer que poseemos el conocimiento fotográfico absoluto, que dominamos todas la técnicas y funciones. O bien, que los conocimientos de otras áreas y disciplinas no atañe a nuestra labor.

Lo cierto es que, sin importar el nivel en el que fotográficamente nos encontremos, una educación continua es totalmente necesaria para mantenernos al día, añadir nuevas habilidades y conocimientos a nuestro repertorio personal enriquece en muchos aspectos nuestro trabajo. Es conveniente seguir aprendiendo, tomar cursos, leer, informarse, experimentar, observar, escuchar y realizar cualquier actividad que cultive nuestra mente.



Servicio y renovación de equipo


Un equipo en perfectas condiciones operacionales, proporciona la confianza de poder realizar un trabajo sin complicaciones, la atención al estado de nuestro equipo es un asunto obligatorio para poder ofrecer siempre un servicio profesional.


El servicio o la adquisición de nuevo equipo es una prioridad que debe ser solventada a través del recurso obtenido en nuestros proyectos. Es por eso que debe ser tomado en cuenta al momento de fijar costos en una cotización.Cuando un equipo es deficiente y no se reemplaza o se le da mantenimiento, corremos el riesgo de abaratar también nuestro propio trabajo, de aquí la importancia en este punto.


Marketing digital, Redes sociales y Página web

Es inherente a nuestra realidad actual, el uso de medios digitales para prácticamente todos los aspectos cotidianos. Los servicios, comercios, actividades, y en general cualquier entidad comercial e instituciones, respaldan su existencia y veracidad a través del internet.

El mundo de fotografía cuenta con una gran aceptación y adeptos en estos medios digitales, es por ello que no podemos ser indiferentes a este tipo de comunicación. La consideración necesaria al buen manejo de nuestras redes sociales y página web, son también elementos de distinción para nuestro servicio como fotógrafos.

Si tomamos en cuenta que prácticamente todo producto o servicio es buscado a través de internet, entonces lo que proyectemos y subimos a la red es asunto de especial atención. El diseño de nuestra página web, que dicho sea de paso es un elemento fundamental de todo negocio, el contenido que subimos a las redes y la constancia, formarán parte de las bases digitales de nuestra imagen.

Vale la pena invertir tiempo, ideas y esfuerzos para construir nuestra imagen digital deseada, para que esa imagen esté especialmente sincronizada con nuestros valores y visión, compartir y generar contenido que incite a conocer mas de nuestra labor.





VIII. A manera de conclusión


La fotografía enfocada en los medios publicitarios se encuentra sujeta a las exigencias propias del medio, resolver estas exigencias implica una considerable y constante inversión en equipo fotográfico, de iluminación, de cómputo, softwares, entres otras; que debemos tomar en cuenta conscientemente. Es por esto que aconsejamos contundentemente que cada proyecto que se realice sea cobrado correctamente, para que el medio fotográfico siga manteniendo su valor como servicio trascendente en la publicidad.

Como se ha podido leer hasta este punto, un trabajo fotográfico profesional implica una variedad de conocimientos, factores, habilidades, aptitudes, cuidados, atenciones y demás características que se deben tomar en cuenta para realizar un trabajo de calidad. Y solo hemos desarrollado un puñado de conceptos que consideramos como principales y no siempre abordados en los foros de fotografía.

Hemos puesto a un lado cuestiones técnicas propias de la fotografía para darle paso a los que no suele ser tan popular en la comunidad fotográfica, es probable que este despliegue de condiciones y requerimientos le reste romanticismo a esa visión que tenemos de ser un fotógrafo, nuestro objetivo es ampliar la visión que se concibe para esta profesión y así, dotarla del valor que amerita según sus reales condiciones.

Nos declaramos apasionados de la fotografía, tenemos la dicha de vivir de esta fantástica actividad y deseamos aportar ideas que apoyen una mejora de esta disciplina.



-ADVistudio-














Comments


bottom of page